Requerimientos hídricos en niños operados de cirugía cardiaca

Recordemos que los niños operados de corazón pueden tener sobrecarga de volumen debido a:

  1. Hemodilución
  2. Alteraciones de la permeabilidad capilar
  3. Incremento en la producción de hormonas natriuréticas
  4. Disfunción miocárdica
  5. Disfunción renal.

Estas son las razones por las que debemos restringir el volumen en los primeros días del postoperatorio, sobre todo si se requirió de circulación extracorpórea (CEC).

cc

Los requerimientos basales los calcularemos por Holliday Segar:

1 – 10 Kg 100 mL por cada kg de peso

11 – 20 Kg 50 mL por cada kg

21 o más 50 mL por cada kg extra.

Después dividiremos a los niños en dos grupos:

Niños que no requirieron CEC

  1. Administramos el 75% de los requerimientos de 24 a 72 horas, según la evolución del paciente.
  2. Inicialmente los requerimientos basales de sodio se encuentran en 1 – 2 mEq kg de peso o 10 – 20 mEq de sodio por cada litro de solución administrada.
  3. Potasio de 20 mEq por cada L de solución o de 1 – 3 mEq por cada kg de peso.
  4. Gluconato de calcio 25 – 100 mg kg día, máximo 2 g día.
  5. Sulfato de magnesio 25 mg kg día.
  6. En general esta solución se puede preparar manteniendo una proporción 4:1 glucosa 5%:solución salina 0.9%, agregando el resto de los electrolitos comentados.

Niños que requirieron CEC

  1. Mayor restricción hídrica aproximadamente 50% de sus requerimientos en las primeras 24 horas.
  2. El sodio se administrara de 10 a 20  mEq por cada L de solución a administrar o en proporción 4:1 como en el caso anterior.
  3. Hasta no tener el reporte de potasio ajustar los requerimientos, usualmente 10 – 20 mEq de potasio por cada litro de solución a administrar, o de 1 a 3 mEq por kg de peso.
  4. El gluconato de calcio puede iniciarse desde 50 mg kg día y aumentarse según la necesidades hasta mantener un calcio iónico de 1.2 – 1.4 mmol/L
  5. Sulfato de magnesio a 25 mg kg día.
  6. En general si la evolución del paciente es estable, podrán aumentarse los líquidos endovenosos al segundo día al 75% y al tercer día al 100%.
  7. Si la evolución del paciente lo permite, es posible que al tercer día la mayoría de los niños operados de corazón se encuentre extubados y recibiendo líquidos vía oral, deberemos de ajustar los aportes endovenosos.

Objetivos del aporte de líquidos 

  1. Junto con el soporte vasoactivo (aminas), los líquidos parenterales deben mantener a los niños operados de corazón con los siguientes objetivos:
  2. Uresis al menos de 1 mL kg hora y máximo 5 mL kg hora, es posible que las primeras horas de los niños que entraron a CEC orinen volúmenes mayores que en las posteriores.  Esto es debido a la hemodilución durante la CE, el cebado de la bomba, y el uso excesivo ocasional de líquidos durante la cirugía cardíaca. No abusar de diuréticos, tolere uresis de 1 mL kg hora.
  3. Frecuencia cardíaca en ritmo sinusal y presión arterial normal para su edad.
  4. Estado ácido base en equilibrio, no tolerar déficit de base mayores a 3 mEq/L, cuando esto suceda corrija con bicarbonato 1 – 2 mEq kg diluido 1:3  con ABD a pasar por vía central en 60 minutos.
  5. Sodio, potasio, calcio iónico, magnesio séricos en limites normales.

Bibliografía.

Baño, Antonio. Guía de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en el postoperado de cardiopatía congénita. Rev Esp Card. 2000; 53: 1496 – 1526.

Fernandez, Jaime MD. Líquidos y electrolitos en postoperatorio de cirugía cardiovascular en niños en: Líquidos y electrolitos en pediatría. Distribuna. 2014.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s